Colegio San Ignacio de Loyola

Scholarship Reiterates San Ignacio Tradition in Service of Others

csi-noticias-cb-becas

“The reason for this scholarship is also to motivate other CSI alumni to become active and contribute to the scholarship programs at CSI,” said González-Calderón.
Read more

___

La beca de la Familia González-Calderón reitera la tradición en el Colegio San Ignacio de educar hombres al servicio de los demás.

POR MARIO BELAVAL DÍAZ (Traducido)

“Educar hombres al servicio de los demás” es uno de los pilares del Colegio San Ignacio de Loyola (CSI), institución católica de educación intermedia y superior para varones, dirigida por la Compañía de Jesús y sus colaboradores laicos en San Juan, Puerto Rico. Para Francisco González-Calderón, graduado de la clase del 1985, fue y sigue siendo un mensaje no solo predicado dentro de la escuela, sino puesto en acción y vivido por él.

“Esto es algo que no solo se enseña en la clase de Religión, sino que es parte del currículo. Por ejemplo, es requisito que los estudiantes dediquen un número de horas al servicio comunitario”, dijo González-Calderón. “Esto ayuda a crear conciencia de la realidad del mundo exterior y de nuestro llamado a servir. Ese también es el objetivo del Programa de Becas del Colegio, proyecto que da la oportunidad a los estudiantes de escasos recursos económicos de beneficiarse de una educación en San Ignacio y les permite compartir con otros estudiantes diversas experiencias de vida.”

La importancia del Programa de Becas del Colegio es algo que González-Calderón ha experimentado de primera mano. Después de graduarse de la Universidad de Harvard en Boston, en donde obtuvo un bachillerato en Economía y un MBA, emprendió una exitosa carrera en finanzas en los Estados Unidos. Hace unos 17 años sintió la necesidad de poner en práctica el mensaje de servir a otros y proveyó una beca para un estudiante en el Colegio. Luego, ese joven cursó estudios en Medicina, convirtiéndose en un exitoso psiquiatra, que ha publicado artículos y ha llevado a cabo investigaciones en su área de especialidad en Connecticut. “Salí a comer con él y fue emocionante ver lo que había logrado”, dijo González-Calderón. “Realmente mostró la importancia y la diferencia que nosotros, como Antiguos Alumnos, podemos hacer a través del Programa de Becas”.

En diciembre pasado, González-Calderón creó la Beca Familia González-Calderón. La ayuda funciona a través de un fondo de inversión con el objetivo de que el rendimiento ayude a que la beca sea permanente, renovándose cada cuatro años. Los candidatos son evaluados acorde a su excelencia académica y personal. Esta se otorga a un graduando de octavo grado para cursar estudios de noveno a duodécimo grado. La ayuda cubre gastos adicionales, tales como pensiones, cuotas escolares, libros y uniformes, entre otros.

“La razón de crear esta beca es motivar a otros Antiguos Alumnos del Colegio para que se activen y contribuyan al Programa de Becas de San Ignacio”, dijo González-Calderón. “No solo cumplimos la misión que aprendimos en el Colegio, sino que también ayudamos a mejorar la educación en Puerto Rico”.