Colegio San Ignacio de Loyola

Clase 2023 – Misa y Ceremonia del Alfiler

csi-noticias-clase-2023

Buenos días, Padre Flavio Bravo, presidente
Señora Mildred Calvesbert, principal
Dirección Académica, facultad
Compañeros de la Clase 2023 del Colegio San Ignacio de Loyola
Padres, abuelos, familiares, invitados todos

¡Buenos días!

Permítanme presentarme. Para los que no me conocen todavía, mi nombre es Carlos Abudo Maldonado. Como estudiante de la Academia San Ignacio, mi meta siempre fue poder llegar a estudiar aquí, en el Colegio San Ignacio. Conozco personas y tengo amigos que estudian y que han estudiado en el Colegio y siempre me dejan saber lo orgullosos que están y se sienten de estudiar y haber estudiado en el Colegio. Yo también quiero llegar a sentir ese mismo orgullo. Ya Dios me dio la oportunidad de ser admitido y de poder formar parte de esta comunidad. Llevo buen paso.

En esta ceremonia recibiremos un alfiler, que es el primero de varios símbolos que obtendremos en nuestro recorrido por nuestro Colegio. Este alfiler nos dará un sentido de pertenencia e identidad único, que solo los ignacianos podremos sentir. Con la entrega del alfiler, comenzamos nuestro camino hacia la vida ignaciana.

Este símbolo representa para mí un nuevo capítulo en mi vida como estudiante y ser humano, uno de muchas alternativas, miedos y retos a superar. Pero sé que, con el apoyo de nuestros maestros, padres y familiares, podré triunfar y lograr cada una de mis metas.

Mis esperanzas como estudiante del Colegio San Ignacio son: poder graduarme con los más altos honores para así poder ser admitido en la universidad de mi preferencia, pero lo más importante, seria poder completar a la misma vez una formación ignaciana digna que me ayude a ser un hombre de bien, para que con la combinación de ambas, pueda contribuir y ayudar a mi gente y a mi país, Puerto Rico, que aunque en estos momentos no estamos viviendo los mejores tiempos, nunca he perdido la fe y la esperanza de que vamos a echar pa’lante.

Este año, nos tocó la experiencia de vivir nuestros primeros dos huracanes; primero, el huracán Irma y después, María, con el cual todos sentimos fuertes lluvias y vientos huracanados. Muchos nos asustamos, algunos sufrieron la pérdida de algún ser querido, muchas pérdidas materiales, como casa, techos, carros, y botes. También, la falta de comida, electricidad y agua potable. Varios compañeros tuvieron que irse a vivir fuera de nuestra Isla. Pero, aun así, eso no nos detiene, unimos nuestros esfuerzos y ayudamos a levantar el Colegio, recogiendo escombros y sacando agua de los salones que se inundaron para poder reabrir nuestro Colegio. Además, pronto nuestra clase irá a ayudar a comunidades necesitadas demostrando siempre nuestro espíritu ignaciano de servir a los demás.

Esta experiencia nos demostró, cuan débiles somos ante la fuerza de la naturaleza. Pero nos sirve para entender que debemos cuidar más a nuestro Planeta Tierra. La naturaleza vuelve a florecer y Puerto Rico se va a levantar.

El alfiler está compuesto por el escudo del Colegio: el León de Judá, representando a Jesús portando el estandarte de la fe y la seguridad que le otorga, caminando hacia adelante para transformar. Hoy que lo recibimos, empezamos a sentirnos verdaderos ignacianos, comprometidos en ayudar y servir a los demás.

Compañeros de Clase: Recuerden que este alfiler nos acompañará durante nuestros próximos años de estudio y nos servirá de guía y motivación para ser cada día ignacianos “fuertes en la fe”.

Una vez más le doy gracias a Dios de poder formar parte de esta gran familia ignaciana.

Buen día.

___

Para ver fotos de la actividad, oprima aquí.