El ignaciano al graduarse

El ignaciano al graduarse elige ser:

  • Fuerte en la fe
    • Descubre en Jesús el verdadero significado de la vida del ser humano
    • Comprende que una vida plenamente humana requiere una relación con Dios
    • Puede expresarse en diversos modos de oración
  • Abierto al crecimiento
    • Asume responsabilidad por su crecimiento: personal, emocional, espiritual, intelectual, social y físico
    • Demuestra apertura a nuevas experiencias que lo reten
    • Aspira a ser y actuar mejor en el espíritu del MAGIS
  • Capaz de discernir
    • Se conoce a sí mismo
    • Conoce las realidades que le rodean
    • Conoce el discernimiento Ignaciano
    • Practica el discernimiento Ignaciano
  • Comprometido con el servicio para la realización de la justicia
    • Valora la belleza de la creación y actúa a favor de la vida y la naturaleza
    • Ha comenzado a articular un sentido personal de misión
    • Contribuye a la realización de la justicia 
    • Reconoce su rol activo en la sociedad como ciudadano
  • Intelectualmente sobresaliente
    • Demuestra dominio de las disciplinas académicas básicas y de las destrezas intelectuales necesarias, por medio de un estudio riguroso
    • Desarrolla su imaginación, afectividad y creatividad
    • Demuestra integridad en su trabajo 
    • Comienza a  prepararse para enfrentar los problemas de nuestros días al estudiarlos y comprender su participación en ellos