Durante más de 65 años, el Colegio San Ignacio de Loyola ha educado a jóvenes y los ha preparado para encontrarse con el mundo. A través de nuestro riguroso programa académico, nuestro extenso programa atlético y extracurricular y nuestras oportunidades de desarrollo espiritual, San Ignacio educa a sus estudiantes para ser hombres al servicio de los demás.

El Colegio San Ignacio de Loyola depende de donaciones anuales deducibles de impuestos para mejorar la experiencia educativa de cada estudiante. Invitamos a todos los miembros de nuestra comunidad (estudiantes, ex alumnos, profesores, personal, padres, padres, abuelos y amigos) a unirse con apoyo filantrópico para continuar avanzando en la misión, los valores y la visión de la escuela.